lunes, 15 de diciembre de 2014

Plot Twist.

M. no volvió a responder mis llamados. Hasta el último minuto le di el beneficio de la duda. No lo aprovechó.
Y resonó dentro de mi cabeza la invitación a hacer un plot twist de D. Y saqué todas las cosas que llevaba para él en mi mochila -Zapatos de charol alto, medias con silicona, y maraquillaje-. Voy en un bus, hacia la casa de X. y de H, a la junta de girlas. Lo decidió él. No yo. Creo que quiso hacerlo pasar por mi decisión, pero si somos honestos nadie con dos dedos de frente se va a un pueblo donde no conoce a nadie sin previa confirmación.
Le envié un mensaje escueto, señalándole que no iba. Era lo mínimo. Bajo mi código yo soy leal como quisiera que fueran conmigo. Tengo sed. <3 besos="" p="">
A.
Escuchaba Habits mientras tipeaba esta entrada escrita en el bus a L.A 'I've gotta stay high all the time to forget I am missing you', la junta estuvo bien, lo pasé súper. Hacer lo correcto no siempre me aliviana el alma, pero en esta ocasión sé que hacer lo equivocado hubiese sido un peso para mi corazoncito y mi vidita.
Hicimos intenciones de año nuevo, peticiones, quema de malas ondas, y todo esto con H. de testigo y de participante invitado. Me cayó bien que mi amiga tenga un compañero buena onda.
Espero que esta no sea la última entrada de la Máquina en 2014. A ver si en Navidad les regalo algo. Un beso y un abrazo apretado y fuerte,
Andrea

viernes, 12 de diciembre de 2014

Antes de dormirme.

Antes de dormir, te cuento que hoy tuve un día extrañamente grato. Aunque también tuvo su ingratitud. Se suponía, o se supone, que M. y yo nos veríamos mañana en Cobquecura. Me invitaron además a Los Ángeles a una reunión de amigas, donde X. Y toda la semana me ha latido el corazón de que X. es la opción correcta. de que independiente de mi alma loca, ella se merece mi atención y visita en este momento. Más que M., que no se digna llamar y mucho menos responder el teléfono... a no, que atroz!
Hoy un hombre, R., se sentó a mi lado en la plaza y me metió conversa. Fue una situación bastante divertida y distinta de lo habitual. Al parecer últimamente ando llamando mucho más la atención de lo que imaginaba.
¿A quién hago caso? ¿a mi ansia de lujuria? ¿a mi anhelo de realizar ese sueño de los viajes por playa de tantos inviernos atrás? ¿Doy por despedida la relación con M. y me lanzo a la amistad con las chicas de X? No sé qué hacer. Toda la semana esperando que este hombre se comunique y no lo hace. No sé qué cresta hacer.
Besos,
Bus Stop Singer.


jueves, 13 de noviembre de 2014

Berlin con palta.

El viernes pasado M. y yo nos dimos filo. Fue mutuo. Él quería que viajara a juntarme con él a Cobquecura a fin de mes, y a mi me tincaba harto ir, sin embargo a esas alturas del mes no tengo plata. Quisiera tener, pero no hago magia todavía. Se lo planteé de ese modo, y me dijo que no nos veríamos hasta 2015, luego envió mensaje dándoselas de interesante con que su agenda no admite reparos hasta 2017. So be it. Le respondí en mi mejor inglés. 
Contestó con una broma ignota, así que de ahí en adelante corté la comunicación. No estoy para tonteras, ni menosprecios.
Estoy esperando los resultados del concurso de cuentos Paula. Tengo una leve esperanza de que algo pase este año y les guste lo que envié. No sé si es original, pero al menos se fue con todo el amor del mundo a conquistar esos ojos lectores y corazones decidores...Quiero la oportunidad de mi vida.
Además estoy concursando por una posición laboral distinta de la que estoy ahora, como comenté en el post anterior. El lunes fui a la entrevista, el inglés me juega a favor, y ahora a esperar que no encuentren a nadie mejor para el puesto.
Tengo frío, la oficina está helada como ella sola, y tengo que enviar una información  a Santiago para un pago de caja Chica....
Quiero ir al cine otra vez, el lunes vi Perdida, y estaba genial, ahora me queda Interestellar y Alma Salvaje.
Ayer llegó mi hermano y su familia a alojar a casa. El domingo bautizaremos a su bebé, una hermosa niña de 9 meses.
Soy una tía dichosa, aparezca ya el hombre que me acompañe en ser una madre dichosa.
A. Bus stop singer.


jueves, 6 de noviembre de 2014

New Look BumBum/Nueva Facha

Ayer me llegó la segunda llamada telefónica por un nuevo trabajo en las últimas tres semanas. Ha sido todo un tema esto de volver a las pistas. Contenta, un poco nerviosa, emprendí camino. De vuelta a casa, decidí ir a la peluquería. Para un puesto de secretaria -en cualquier nivel... hay que tener buena presentación, y había pensado hacerlo un par de días atrás, pero no lo hice porque no tenía tiempo suficiente, y ya había gastado en depilación. (plata y tiempo), en fin ayer entré a la peluquería y le dije al peluquero que me mantuviera el largo... las pinzas, me cortó cualquier cantidad el pelo.
Luego me hicieron las uñas, el esmalte duró menos que candy en manos de un diabetico como yo (de los que no se niegan a comer dulces), pero la conversación con V. la manicurista, quien el año pasado me hizo los pies en una ocasión, fue iluminadora. Conversamos de M, y los hombres, de cómo una se da cuenta cuándo alguien no quiere una relación en serio, y de que una puede disfrutar, sin apuros, o dejar ir, sin rencores, pero no puede desear quebrarle la mano al deseo de un hombre de mantenerse libre.
He ido harto al cine últimamente. "Lucy" en el día del cine, "El Juez" con mamá y "Amor a la Carta" con un amigo (A.) fueron las últimas pelis que he visto, todas geniales. 
A la tarde pretendo ir a comprarme una polera bonita, que combine con mis pantalones café claro, y mis zapatos casi amarillos. Creo que son de las mejores cartas para una entrevista laboral. El fin de semana pasado, celebramos Halloween con un asado donde una prima y sus hijas, su marido anda de viaje por trabajo, así que con P. mi hermana, nos quedamos a alojar allá cual chicas. 
La vida es generosa conmigo, agradezco a Dios por los padres que tengo, los hermanos que no sobran, las amigas que me apoyan, y cada una de las preciosas vistas a la naturaleza que me da.
Namasté!
Andrea Bus Stop Singer.

miércoles, 22 de octubre de 2014

Magia de género

Doy la bienvenida al blog al corazón de A. Ella lleva el mismo nombre que una de mis mejores amigas, pero es otra A, para mi casi anónima. Si no fuera porque a diferencia de la mayoría de las personas que lee el blog, ella decidió ponerse en contacto conmigo. Para darme las gracias por escribir, y contarme que ella se sentía identificada con la forma que cuento las cosas y me hablo a mi misma. Más allá de lo halagador que esto resulte, decidí aceptar su solicitud de amistad en facebook, pues me pareció que no tenía nada de malo. 
Ese día, un par de semanas atrás, me acordé incidentalmente de J. y le saludé. Y cuando vió mi saludo, me advirtió que teníamos que conversar un tema. Cuando coincidimos conectados, me hizo todo tipo de advertencias en contra de A. que sorprendentemente resultó ser su ex mujer. ¡Cómo es de chico este país y la atmósfera bloggera que me encontré con la A. ex de J.! Yo decidí que era mejor hablar con ella antes de hacer nada feo, como quitarle mi recién otorgada calidad de amiga de facebook. Y me di cuenta de cuánta sabiduría hay en las palabras de mi madre que suele decirme que de la mayoría de las historias siempre vemos la mitad. La mitad que pretenden mostrarnos las personas con las que nosotros nos topamos. Y que esa parte de la verdad generalmente es insuficiente para emitir juicios.
A: No tengo certeza de cuánta verdad hay en los juicios de él hacia ti, o de ti hacia el, sin embargo quiero que sepas de corazón, no te juzgo, creo que el pasado sana solo en la medida que le dejamos partir sin aferrarnos al dolor que nos provoca, y que las opiniones que haya escuchado de ti me merecen respeto, mas no creencia de absoluto.
En otros temas...
J.S. ha sido un aporte de pimienta a nuestra vida familiar, con su risa desbocada, y sus metidas de pata, mamá está medio descuadrada. Sin embargo refresca no ser el foco de atención siempre.
Sueño todo el día en el trabajo con viajar, que a Isla de Pascua, que Europa, en fin, pasaporte listo a cualquier lado, y es que el sin nombre me habla de puros paseos que quiere hacer, y a mi me escuece la saliva pensando en la maravilla de vida de ricos y famosos que tienen algunos. Y que si ahorrar por siglos de siglos podría pegarme. Falta para eso. 
Ayer hablé con M. soñar con él no me cuesta nada. Gracias a Dios y a la primavera desprenderme tampoco.
Besos a todos, 
Bus stop singer!

jueves, 16 de octubre de 2014

Yo - yo emocional

A veces una es loca, simplemente porque es loca.
Me gusta la vida que llevo estos días, sin apuros, sin tanto dolor, aunque cansada. Acabo de recibir una noticia de que el paseo a Cobquecura podría realizarse, y me gusta. He dejado ir la necesidad de M. aunque me acuerdo de él igual. Su respuesta fue que se venía pronto el paseo a Cobquecura con producción y challa. Incluso ya vi dónde se toma el bus -cerca de mi pega-, y pregunté cuánto costaba el pasaje ($4000).
Acá en mi vida diaria, estoy dizque interesada en un compañero de trabajo. Sin letra. Así lo bautizaré porque sería DEMASIADO obvio quién es si alguien lo lee. Y sino también, porque somos cuatro en la oficina, uno de ellos mi papá y es obvio con quién me llevo mejor aparte de con él.
Ayer me llegó un libro de Fagner JB Sievy (Brasil) desde Estados Unidos, lo pidió para mi a través de Createspace. Son dos copias de Warld y una de 7:06. Fue una emoción ver su proyecto en fase de término. Me dio esperanza de que un día el mío también se concretará.
Bueno, no tengo muchas más noticias, mi capacidad de ir al gym a ratos se agota, y tengo que ponerme las pilas, para aprovechar el regalo. Hace un par de días fui a ver a Tolo y me manifestaba todo su amor.... me dio tanta energía pasearlo...
Espero que mis planes funcionen. Cariños a todos los lectores que se pasen por la Máquina,
Bus Stop.

sábado, 27 de septiembre de 2014

Chocolate derretido y vuelto a congelar.

Ha pasado un mes desde que escribí la última vez, o casi, y no ha sido porque no haya tenido tema, o ganas, sino que la mayoría de las navegaciones por internet ahora las hago por teléfono, y aun no aprendo a bloggear desde el celular. 
Fui. Volví. Amé. Amo. Seguiré amando. En paz.
Ése es el resumen de estos dos meses intensos. Desde el primer día de septiembre trabajando en la empresa donde trabaja Papá. Un poco complicada a veces por lo que significa ser la secretaria del propio padre. Pero por ahora, necesito la plata, la experiencia y la motivaciones.
Eso no quitó que viajara a la playa la segunda semana de septiembre. Fue rico, mágico. Tuvo sus bemoles. Sin embargo ¿qué aventura no los tiene en la vida? Verle después de casi un año, fue lo mejor. Es real. Lo que tenemos es real. No durará para siempre sin embargo. Así lo siento, y me dolió darme cuenta, pero ya llevo algunos días sin acordarme tanto de él, y me alivia pensar que así es.
Él me llevó tanto chocolate, y resulta que termino definiendo mi cuento con él como mi cuento con el chocolate. No puedo comer chocolate todos los días. Ni a cada rato. Ojo que este año el paseo fue mucho mejor. Discutimos menos, nos quisimos mejor. 
A la vuelta, la vida ha sido cotidiana. Volví a viajar por las fiestas de septiembre, y no nos vimos. Me contó que había botado el tejido que se me quedó en su auto. Fue un mal chiste en tres tiempos, primero me preguntó si había tejido en el viaje de vuelta. Luego me di cuenta y me dijo que su auto era triángulo de las Bermudas de las cosas perdidas. Luego me explicó que botaba todo lo ajeno del auto. Entonces no pude menos que sentir rabia. Pero no suelo guardar rabia. Así que apliqué distancia. Faltan unos días para que me paguen mi primer mes de sueldo, como recibí un adelanto, y no trabajé todos los días, no sé cuánto recibiré pero lo que sea ¡Bienvenido!
El otro día me trajo del gimnasio C. Dudo que alguna vez lea éstas entradas, pero qué hacer cuando se tiene corazón de alcachofa y se quiere a cada hoja con cariño y sabor equivalentes...
La conversación fue fluida como cuando esa primera mañana de locura me tiré en el pasto a mirar como ayudaba a sostener un árbol, y se inició mi fling. Él, "el gerente" me sugirió que mejor me pusiera de pie a ayudarlo cuando le pregunté si podía mirar.
En fin. Cariños a él y su mujer. Ya en algún momento volveremos a comer Chocolate M y yo.
BSS